Confirmación Católica para adultos: una alegría y un recorrido

Muchos adultos que desean confirmarse asisten al RICA cada año. Para estos católicos, es importante honrar su bautismo católico y considerar pastoralmente sus necesidades de formación religiosa. El resultado para estas personas podría ser un tiempo de preparación que es significativamente más corto que para los no bautizados o para aquellos que vienen de otra tradición cristiana. Roger Desjardins de St. Philip Benizi compartió su historia sobre su ministerio a adultos que desean confirmarse.

CONFIRMACIÓN CATÓLICA PARA ADULTOS: UNA ALEGRÍA Y UN RECORRIDO

Por Roger Desjardins

La preparación inmediata para el Sacramento de la Confirmación de los adultos puede ser un desafío. En los cinco años de experiencia que tengo en mi parroquia, veo dicha preparación como una alegría y un recorrido. Los adultos que buscan confirmarse son un grupo diverso. Su experiencia y nivel de comodidad con la Iglesia Católica deben ser considerados, y su proceso para recibir este sacramento debe adaptarse a sus necesidades. A través de los años, el proceso en nuestra parroquia evolucionó a medida que recibíamos los comentarios de los participantes en las evaluaciones después de cada sesión.

Debido a que no todos los adultos que buscan confirmarse tienen la misma formación y experiencia religiosa, cada candidato adulto para la confirmación es entrevistado por el Director de Formación Religiosa o por otra persona capacitada para discernir lo siguiente:

 

  1. FORMACIÓN PREVIA: ¿Cuál es su experiencia anterior con la iglesia, la oración, la escritura y el servicio? Para algunos candidatos que no han tenido ninguna formación o conexión con la Iglesia en mucho tiempo, esto podría significar que deberán prepararse completamente junto a otros candidatos del RICA. Para otros, significa que un breve período de preparación enfocado en la confirmación es todo lo que necesitan.

 

  1. SACRAMENTOS: ¿Han celebrado su Primera Comunión y Reconciliación?

 

  1. LITURGIA: ¿Asisten a misa regularmente? La participación en la liturgia dominical es un componente esencial de la vida cristiana.

 

  1. MOTIVO ¿Por qué quieren confirmarse y por qué ahora? Esta pregunta ayuda a descubrir la motivación y el deseo de obtener el sacramento, y podría arrojar luz sobre una necesidad concreta que debería ser abordada.

 

  1. ESTADO CIVIL: ¿Están casados, se han divorciado? Un candidato para la confirmación debe estar en un matrimonio sacramental válido. Explorar este tema con un candidato permite discutir la comprensión católica del matrimonio como un sacramento, y si es necesario, el don curativo de una convalidación o anulación.

 

Para aquellos sin impedimentos matrimoniales (que necesitan anulaciones), con un conocimiento básico de la doctrina de la Iglesia y que participan activamente en los sacramentos y la liturgia, ofrezco cinco sesiones semanales de tres horas enfocadas en la oración, los sacramentos, el servicio y el ministerio.

 

ORACIÓN: Ya que la oración es un componente esencial de la vida cristiana, los candidatos deben recibir las herramientas para desarrollar una vida de oración activa. Para ayudarlos, modelamos la oración comenzando y terminando cada una de las sesiones con una experiencia de oración. Adicionalmente,  discutimos muchas formas de oración, incluyendo las oraciones católicas tradicionales. A menudo termino las sesiones recitando una década del rosario.

 

SACRAMENTOS: Para el Sacramento de Reconciliación, leemos y discutimos los Diez Mandamientos, las Bienaventuranzas y la doctrina católica sobre moralidad. También incluyo una sesión que se enfoca en la preparación personal y en “cómo confesarse”. Para el Rito de la Confirmación, utilizo las escrituras y el Catecismo de la Iglesia Católica, seguido por discusiones que se centran en lo siguiente:

 

ESCRITURA: Los candidatos leen los Hechos 2:1-41 y discuten el pasaje. Intento comunicarles que el Sacramento de la Confirmación “no es magia”. Hablamos sobre estar abiertos al Espíritu Santo y lo que esto realmente significa. Otro pasaje clave que exploramos es Gálatas 5:22. Los animamos a elegir un don o fruto del espíritu y a reflexionar sobre lo que significa para ellos, y sobre cómo esperan vivir ese don o fruto del espíritu.

 

CATECISMO: Del Catecismo, leemos los párrafos que corresponden a la confirmación y discutimos lo siguiente:

  1. ¿Quién es el Espíritu Santo?
  2. ¿Cómo actúa el Espíritu Santo en la vida de la Iglesia?
  3. ¿Cómo obra el Espíritu Santo en sus vidas como confirmantes?
  4. ¿Quién puede recibir el sacramento?
  5. ¿Quién confiere el sacramento?
  6. La historia del sacramento

 

SERVICIO Y MINISTERIO: Exploramos el significado del discipulado y el ministerio, destacando que nuestra parroquia sirve a la Iglesia en más de 85 ministerios diferentes. Los candidatos reciben nuestro Libro de Ministerios para explorar y se les anima a involucrarse.

 

Es importante que este proceso ofrezca un diálogo abierto y honesto que conduzca a los candidatos a meditar sobre su fe como adultos y a abrirse más al Espíritu Santo.

 

Considerar las necesidades individuales de los adultos que buscan el Sacramento de  la Confirmación toma tiempo y cuidadosa atención a sus necesidades, pero verlos despertar en la fe y convertirse en personas más activas en la vida de la Iglesia es un recorrido gratificante. Preparar a los adultos para recibir el Sacramento de la Confirmación me permite experimentar al Espíritu Santo junto a ellos.